Subscríbete a las noticias con: RSS Facebook Twitter En tu correo

Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

“Auditoría de la Deuda”

20130806-195305.jpg ARTICULO OPINIÓN | EUPV ONDARA-RECTORIA.- Desde que empezó la crisis en la que actualmente estamos, los dos partidos políticos que han gobernado desde entonces se han dedicado a “evitar” que las entidades financieras cayeran, arrastrando así con los ahorros de mucha gente ajena de cualquier responsabilidad de la crisis, y digo ajena de cualquier responsabilidad porque no se puede responsabilizar a la ciudadanía de un problema creado por el capital, entidades financieras, y grandes multinacionales, con el beneplácito de los gobiernos de algunos países a los que convenía electoralmente demostrar unos números económicamente envidiables.

Recordamos como tanto el Sr.Aznar como el Sr. Rodríguez Zapatero sacaban pecho por que España iba económicamente mejor que Francia y Alemania.

Bien, el capital dedicado a intentar evitar el derrumbe de algunas entidades financieras ha sido poco más que inútil ya que se ha tenido que echar mano de sospechosas fusiones, nacionalizaciones de empresas en quiebra -porque no hay que olvidar que un banco es una empresa privada y nada más- para terminar con el SAREB (banco malo) que se ha creado para nacionalizar las pérdidas de los inmuebles que tienen las entidades comprándolas este a precio de mercado de 2008 y vendiéndolas a precio de mercado de 2012, quedándose el diferencial en el banco malo, que es una sociedad estatal, lo cual es traspasar perdidas de una empresa privada al estado.

Muchas otras empresas privadas han caído en quiebra y nadie les ha ayudado. Todas estas ayudas llegan a sumar un total de más de 160 millones de euros.

También hay que resaltar que los auténticos responsables de las quiebras de las entidades de crédito, consejeros delegados y demás, se han marchado con un patrimonio descomunal, un despido desorbitado y una jubilación que nadie acostumbrado a sudar para ganarse el jornal puede ni siquiera soñar si no le toca la lotería.

Una vez expuesto esto, cabe preguntarse ¿de dónde saca el estado tanto capital para ayudar a estas empresas privadas, llamadas bancos o cajas de ahorro?.

Bien, hay que decir que el estado no tiene bastante con lo que recoge de los impuestos, ni si quiera subiéndolos como los está subiendo, ni con los recortes que está aplicando en sectores estratégicos (sanidad, educación, fomento, justicia, industria), sino que el estado debe pedir prestado dinero al extranjero, a inversores privados que no están dispuestos a dejar su dinero en manos de cualquiera, y que dependiendo de para que sea ese dinero el interés que nos cobrarán va a ser superior o inferior (es lo que entendemos como prima de riesgo).

El estado está pidiendo dinero prestado a inversores extranjeros a un interés altísimo para cubrir las necesidades financieras del sector financiero español (ese que el Sr. Rodríguez Zapatero decía que era uno de los más sólidos del mundo) y también para cubrir los sueldos, indemnizaciones y pensiones vitalicias de los que para mi han sido unos de los principales responsables de la crisis, consejeros delegados de cajas de ahorro y bancos, que muchas veces han sido políticos sin nociones de economía puestos a dedo para lo que todos ya sabemos.

También cabe preguntarse ¿que interés tiene Alemania y la Sra. Merkel en que recortemos para pagar a nuestros proveedores? Pues muy sencillo, los principales acreedores de la banca española y ahora del estado español son algunos bancos Alemanes y ella, barriendo para casa, quiere que no se le vaya de las manos su sistema financiero, aunque esto sea a costa de los PIGS (Portugal, Italia, Grecia y Spain, España).

Tras esto, cabe preguntarse qué hacen nuestros políticos para paliar esto y vemos que, a diferencia de los dos principales partidos políticos, hay otras formaciones que tienen alternativas cuanto menos planteables que no llegan prácticamente a nada.

Una de ellas es la que hizo el grupo parlamentario de Izquierda Plural (Izquierda Unida, ICV, EUiA, CHA) en la que proponía que se hiciera una auditoria de la deuda del estado, ya que desde este grupo, no se entiende como deuda legítima la que acabamos de explicar anteriormente.

Esta propuesta llegó a votarse en el congreso de los diputados con el resultado que se refleja en el gráfico que se aporta al inicio de este artículo.

Como se observa, tanto PP como PSOE votaron en contra, por lo tanto están a favor de que los ciudadanos sigan pagando los errores y descalabros de algunos poderosos que se marchan con las manos llenas en el caso de que se marchen y no se queden con un “sueldazo”. O por lo menos no quieren que se sepa, porque no nos equivoquemos, dicha votación sólo era para decidir si se hacia la auditoria o no, no para cambiar la política económica del gobierno.

A raíz de esto, cada uno que saque sus propias conclusiones y piense que es lo que le interesa votar en las próximas elecciones, y si es suficiente con que el pueblo de su opinión una vez cada cuatro años.

MANUEL MATEO SENDRA
COORDINADOR LOCAL EUPV ONDARA-RECTORIA

avatar Posted by on 6 August 2013. Filed under Crónica 24 Horas,Opinión. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry