Subscríbete a las noticias con: RSS Facebook Twitter En tu correo

Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Un niño encuentra en el Montgó una moneda romana del s.IV

La familia del pequeño de cinco años entrega el hallazgo al Museo Arqueológico de Dénia

20120810-161408.jpg DÉNIA.- El joven Max Rademacher, de cinco años de edad, acompañado de su familia, accedió al castillo de Dénia para solicitar información acerca de un hallazgo fortuito que había realizado durante el trayecto de una de las rutas del Montgó. El objeto era una pequeña moneda de bronce.

El arqueólogo municipal, Josep Antoni Gisbert, en una primera inspección de la pieza, les comunicó que se trataba de un pequeño bronce, denominado AE3, del emperador Constantius II, del siglo IV d.C.

Al indicarle el punto de hallazgo de la pieza, les dio a conocer que en esta área se habían realizado con anterioridad hallazgos arqueológicos puntuales, tales como fragmentos de lucernas del bajo imperio y piezas numismáticas similares.

Al parecer, estos vestigios prueban el uso de una cueva como santuario en época romana. Las lucernas con marcas de uso, es decir, depositadas encendidas en el interior de la oquedad, así como pequeñas monedas de uso corriente, asimismo utilizadas como exvotos, evidencian estas prácticas rituales en una caverna de las estribaciones septentrionales del Montgó.

La concejala de Turismo y Cultura, Pepa Font, ha agradecido a Max Rademacher y su familia, que pasan unos días cada año en Dénia para visitar a sus abuelos, residentes aquí, “el gesto que han tenido hacia el patrimonio dianense”.

La familia recibirá en breve un dossier sobre la pieza descubierta junto a una invitación al pequeño Rademacher para que visite el próximo año, durante sus vacaciones en Dénia, las dependencias y almacenes del Museo Arqueológico.

El catálogo de la pieza numismática ofrece algunos datos significativos. Se trata de un AE3, con un módulo de 23 mm, tipo numismático que había emergido pocos años antes.

La moneda presenta, en el anverso, el busto del emperador, diademado y vestido, mirando a la derecha. La leyenda: DN CONSTANTIVS PF AVG acredita su acuñación durante los años en que ejerció el título de Augusto. Constancio II, segundo hijo del emperador Constantino y de Fausta, sería emperador entre septiembre del año 337 hasta su muerte, en noviembre de 361 d. de C.

En el reverso, una escena representa como el emperador, en pie, sobre globo, con escudo y lanza, se abalanza sobre un jinete caído. Y la leyenda FEL TEMP REPARATIO, “felicis temporis reparatio”.

Una consigna en uso en esta época en las piezas numismáticas, que aboga por la reparación o restitución del tiempo feliz. Abajo, la leyenda P.CON acredita que esta moneda fue acuñada en los talleres de la ceca de Arelate (Arles).

20120810-161703.jpg

avatar Posted by on 10 August 2012. Filed under Comunidad Valenciana,Crónica 24 Horas,Cultura. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry